RAM entrega técnicas para frenar un auto de forma segura en bajadas y pavimento mojado
Conducir en condiciones adversas, como bajadas pronunciadas o sobre superficies mojadas, puede ser un desafío para cualquier conductor.


La clave para una conducción segura en situaciones de pavimento húmedo radica en dominar técnicas específicas de frenado que permitan mantener el control del vehículo y prevenir accidentes.

RAM 1500 Limited presenta más de 90 características de seguridad activa y pasiva que comienzan con un chasis de acero de alta resistencia, además cuenta con un potente sistema de frenado que incluye frenos estándar de 14.9 pulgadas, los más grandes en su clase. La protección de bolsas de aire que ofrece también es de última generación. Son 6 dispositivos: frontales, laterales y tipo cortina que se extienden a la fila de atrás.

El modelo Laramie no se queda atrás con su oferta de elementos de seguridad ya que elementos de seguridad tales como seis airbags, control de descenso, cámara trasera con sensores, monitoreo de presión de neumáticos, anclajes Isofix, control crucero y frenos de discos en las cuatro ruedas.

El sistema de monitoreo de cambio de carril visualiza en todo momento las líneas marcadas en el asfalto. Si se detecta un desvío involuntario, te alertará y llevará al vehículo al centro del carril en el que se encontraba.

Bajadas seguras
Frenar en una pendiente requiere anticipación y un enfoque estratégico para mantener la estabilidad del vehículo. Algunos expertos en conducción de RAM enfatizan varios puntos esenciales:

1. Antes de comenzar la bajada, es crucial reducir la velocidad. Esto se logra anticipando la situación y desacelerando gradualmente, lo que ayuda a mantener el control desde el inicio.
2. Utilizar el motor para ayudar a controlar la velocidad es una técnica fundamental. En vehículos de transmisión manual, esto implica cambiar a una marcha más baja, como segunda o tercera.
En modelos automáticos, dejar que el sistema de gestión de cambios automático mantenga un régimen de revoluciones adecuado es la mejor opción.
3. Si es necesario usar los frenos, hacerlo de manera progresiva y suave es vital. Evitar frenar bruscamente, ya que esto puede causar que las ruedas se bloqueen y se pierda tracción, especialmente en superficies resbaladizas.
4. En descensos largos, detenerse ocasionalmente para permitir que los frenos se enfríen es esencial para evitar el sobrecalentamiento y mantener su efectividad.
5. Mantener una distancia segura respecto al vehículo de adelante proporciona más tiempo para reaccionar en caso de frenado repentino.
6. Realizar mantenimientos preventivos, especialmente en el sistema de frenos, asegura que el vehículo esté en condiciones óptimas para enfrentar descensos pronunciados.

Pisos mojados
Las superficies húmedas presentan desafíos adicionales debido a la reducción de adherencia entre los neumáticos y el pavimento. Hay que tomar en cuenta algunas técnicas fundamentales para manejar estas situaciones de manera segura:
1. La anticipación es clave. Reducir la velocidad antes de llegar a áreas con agua acumulada permite más tiempo para reaccionar ante cualquier emergencia.
2. Aplicar presión al pedal de freno de manera suave y progresiva es crucial para evitar que las ruedas se bloqueen.
Si el vehículo está equipado con frenos antibloqueo (ABS), permitir que este sistema funcione correctamente es esencial, lo cual implica mantener el pie en el pedal y dejar que el ABS haga su trabajo.
3. Evitar giros rápidos, cambios de carril repentinos y aceleraciones fuertes en superficies mojadas ayuda a mantener el control del vehículo, ya que estas acciones pueden causar pérdida de tracción.
4. En áreas con acumulación de agua, reducir aún más la velocidad es fundamental. El “aquaplaning” ocurre cuando los neumáticos pierden contacto con el pavimento debido a una capa de agua, lo que puede hacer que el vehículo pierda temporalmente la dirección.
5. Practicar técnicas de frenado en condiciones de piso mojado en un entorno controlado, como un estacionamiento vacío, ayuda a familiarizarse con la respuesta del vehículo y a ganar confianza en situaciones reales.

Mantención fundamental
Más allá de las técnicas de conducción, mantener el vehículo en buenas condiciones es crucial. Realizar revisiones periódicas y asegurarse de que los neumáticos, frenos y otros componentes estén en buen estado. Por eso, te invitamos a acercarte a los concesionarios oficiales de RAM disponibles en todo Chile gracias a la cobertura de Astara.
Siguiendo estos consejos, los conductores pueden enfrentar condiciones adversas con mayor confianza y reducir significativamente el riesgo de accidentes. La práctica y la preparación son esenciales para una conducción segura en cualquier situación.



Publicado 2024-07-04

  • Sylvia Vera Farías
  • contacto@gritonas.cl